Ante la duda…

© Marc Javierre (UPIFC - Sindicat de la Imatge)

© Marc Javierre (UPIFC - Sindicat de la Imatge)

Es un tema tan viejo como los uniformes y las protestas. Manifestación, carga policial y por el camino unos cuantos periodistas que reciben una buena dosis de filosofía moral en versión policial.

Da lo mismo si son los Mossos, los Beltzas de la Ertzaintza o la Policia Nacional o si la protesta en cuestión es contra el Plan Bolonia o el precio del mejillón austral… los palos son los mismos y los absurdos argumentos policiales -o de suss jefes- también.

Ayer mismo Guillermo Valle, el fotógrafo que aparece en la foto con la cara ensangrantada después de charlar con un policia, explicaba en QUESABESDE.COM tan educativa experiencia.

¿Daños colaterales?¿riesgos de la profesión? Oiga, que esto no es Bagdad y el rollo de que el peligro acecha en cualquier esquina da mucha risa. No entraremos a valorar si soltar la porra con tal alegria contra quienes protestan es o no justificado, pero argumentar que en una situación como esta es complicado distinguir entre manifestantes, prensa y espectadores es absurdo.

Luego dicen que se recurre al estereotipo del policia sin muchas luces, pero es que lo ponen en bandeja. Vamos a ver amiguitos:  los que llevan una cámara de fotos o una cámara de televisión delante de los morros, los que no están tirandote sillas y los que van identificados con un enorme brazalete rojo son periodistas. Aunque tengan pelo largo y aspecto de jóvenes sospechosos.

Aun así, querido uniformado, si con la porra ya levantada -que no debería, que ya sabes que sólo puedes sacudir en horizontal y por debajo de la cintura- dudas por un segundo si ese tipo es fotógrafo o un peligroso terrorista, ¿no sería mejor ahorrarse la hostia?

No es que me sepa los protocolos de actuación al dedillo, pero digo yo que es mejor que un chaval se vaya con un golpe menos a casa que liarse a palos con todo el que respire, ¿no?

En cualquier caso y para que vean que de todo puede sacarse una lección y que en algo se nota que los tiempos han cambiado es curioso lo que comenta Guillermo: antes encima te velaban el carrete, ahora es más fácil pasarle la tarjeta a una compañero para que al menos los moratones sirvan para algo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: