Sony y las tarjetas SD

Sony_A380

A falta de grandes novedades en el interior de las nuevas Alpha -hoy mismo hemos asistiendo a su presentación oficial en Barcelona, por cierto- se ha montado bastante revuelo por el uso de tarjetas SD Card como soporte de memoria.

Aunque la doble ranura permite a Sony seguir defendiendo el papel de las Memory Stick, muchos han visto en esta adopción de las SD Card no una cuestión de espacio -las nuevas SLR son muy pequeñas como para una CompactFlash- sino el primer paso de Sony para apearse de una vez de su defensa de los formatos propios.

Posiblemente no es para tanto. Entre otras cosas porque, como decíamos, hace ya tiempo que excepto las compactas, el resto de cámaras de Sony ofrecen alguna alternativa a las Memory Stick o, de hecho, disponen sólo de soporte para tarjetas Compact Flash.

Además, desde Sony se justifica el cambio asegurando que la idea es facilitar el camino a los usuarios de compactas que quieran usar SLR. Y como la mayoría de compactas tienen tarjetas SD Card -excepto ellos- pues se ha optado por ofrecer también esta vía.

Lo que ocurre, es que este movimiento llegan poco después de que el presidente de Sony reconociera públicamente que la política de la compañía en torno al negocio de la música -formato propio y un software bastante cerrado- ha sido un auténtico regalo para Apple y su clamoroso éxito en este mercado. Tampoco es que la compañía de Cupertino sea la reina de los estándares abiertos, pero en fin.

Llegados a este punto y visto que las Memory Stick de Sony y las xD-Picture Card -casi abandonadas por Fujifilm y defendidas en solitario por Olympus- no pasan por sus mejores momentos, es el momento de preguntarse si, al menos en el escaparate fotográfico, hay espacio para algo más que las Compact Flash y las SD Card.

Son algo más caras -al menos así se perciben por parte del usuario- la variedad de marcas es menor -de ahí que sean más caras- y en general encontrarlas o hacerse con un lector compatible es menos sencillo que dar con uno capaz de entenderse con las CF o las SD.

Si no son más baratas, ni más rápidas ni ofrecen mayor capacidad, ¿qué sentido tiene? Más allá de la simple cabezonería -todo un clásico en este sector en el que decir digo y luego Digo es asignatura troncal- supongo que es una forma de retener al usuario dentro del propio sistema de una marca y un mercado de accesorios con un margen muy jugoso.

Ya que se ha comprado una Memory Stick y se ha dejado una pasta, igual a la hora de renovar el equipo tiene un argumento para volver a preferir una camara que acepte este formato, pensarán los genios del marketing. total, con los objetivos y las bayonetas ha funcionado hasta ahora, no?

No sé si la fórmula ha colado hasta ahora , pero visto que incluso algunos medios empiezan a incluir el hecho de usar tarjetas xD o Memory Stick entre los puntos en contra a la hora de probar una cámara… igual es momento de hacérselo mirar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: