Los periodistas que no amaban a los hipotecados

En un alarde de originalidad, la lectura veraniega de este año ha sido el famosísimo  “Los hombres que no amaban a las mujeres”, de Stieg Larsson. Seguro que les suena… aunque cuesta encontrarlo en las librerias, ¿verdad?.

Por si aún queda alguien que no se lo ha leido dejamos los spoilers y la aguda crítica literaria para otro día y nos centraremos en la historía periodística que se narra junto -o como parte de- la trama central de la novela.

El protagonista, un intrépido periodista sueco, va dejando caer unos cuantos piropos sobre la profesionalidad de la prensa económica a la hora de dejarse querer y mirar para otro lado ante los chanchullos de las multinacionales. Algo que, como bien sabemos, no tiene nada que ver con lo que ocurre por aquí. Claro.

Esta idea de periodismo servilista que se limita a repetir lo que dice la nota de prensa -y, de paso, lo que va bien a la empresa o gobierno de turno- se repite a diario en la inmensa mayoría de los medios.

Hay centenares de casos pero uno de ellos -supongo que por la parte que me toca- me parece especialmente insultante.

Ocurre cada mes: “el Euribor ha vuelto a bajar y está en el 1,35 % así que los que tienen hipoteca verán como se reduce su cuota en blablabla… así que sonría que ahora pagará menos por su mierda de piso”, repiten como loritos bien enseñados.

Lo divertido del asunto -en realidad no tiene ni puta gracia- es que siempre se les olvida comentar un pequeño detalle: a un alto porcentaje de los hipotecados esas bajadas no les afectan porque los simpáticos bancos aplicaron en su momento una claúsula ( “suelo”) que limita las bajadas del interés variable a una cifra de entre el 2 y el 4,5%, dependiendo de los casos.

Es legal, pero suele aparecer en la letra pequeña, muchas veces sin previo aviso y, de hecho, pocos dudan en tildarla de abusiva. En definitiva, una pirueta más para seguir trincando de lo lindo.

Hace un tiempo se podía leer alguna que otra referencia al respecto en los diarios, pero poco más. Cada mes se repite la misma historia y, por lo que veo, ningún medio tiene interés en seguir escarbando en el tema ni mucho menos llevarlo a la portad.

Depués de todo sólo es algo que afecta a millones de personas (curiosamente los bancos se niegan a dar cifras sobre el porcentaje de hipotecas concedidas con esta claúsula) y mucho menos interesante que la puñetera Gripe A o las riñas de novios entre el gobierno y la oposición.

¿No es suficientemente interesante o será que la prensa ama más a los bancos que a los hipotecados?

Anuncios

2 respuestas a Los periodistas que no amaban a los hipotecados

  1. JL Sardiñas dice:

    Lo de la cláusula “suelo” de las hipotecas, las mentiras de las “medidas” del gobierno y sacarle los colores a la prensa servil llevan años haciéndolo periodistas tachados de “antipatriotas” y demás lindezas por toda esa misma prensa progre y vendida al poder… no todo el mundo miente de manera tan burda. Un poco más de prensa no apesebrada también viene bien de vez en cuando, porque al menos te vas a la cama sabiendo que todavía hay pequeños reductos en los que no todo son ovejas.

  2. Deus Irae dice:

    Esa es una de tantas triquiñuelas usadas para garantizarse el beneficio máximo, y después repartirse esos dividendos más cerca de un robo que de otra cosa. Los tres conjurados contra los sufridos hipotecados son: Políticos , constructores y banqueros, el tridente que desgarra las economías de los hipotecados. Si es que tanta obscenidad da asco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: