Dos visiones del “periodismo ciudadano”

Publicaba hace unos días El País dos noticias que tenían como protagonista el dichoso “periodismo ciudadano”.

Los muchachos de tecnología -siempre tan entusiastas con estas cosas- informaban con alegría sobre un nuevo servicio de Youtube para que cualquiera pueda poner a disposición de los medios los vídeos conseguidos ejerciendo de intrépido reportero -o Callejero, en el sentido despectivo del término- con su móvil.

“YouTube considera que en muchas ocasiones, por ejemplo en desastres de la naturaleza, los ciudadanos que viven en la zona consiguen imágenes mucho antes de que lleguen los periodistas y sus grabaciones tienen un alto valor testimonial.”

Efectivamente eso es algo que desde hace mucho tiempo saben la mayoría de cadenas e informativos y a lo que recurren sin mayores problemas.

Si hay sangre, dramatismo y demás, mucho mejor. Si el ciudadano colaborador los remite, perfecto. Si no se echa mano de Youtube, se coloca una imagen pixelada a toda pantalla y a por el suceso siguiente. O directamente a la sección de deportes, que es lo que mola.

Tal vez sea una simple coincidencia pero justo ese día el mismo diario se hacía eco de la polémica suscitada en Bélgica después de que una  agencia de noticias estrenara por todo lo alto su nueva sección de “ciudadanos periodistas” informando erroneamente sobre la muerte de la reina Fabiola.

“El intento de Belga, la principal agencia de noticias de Bélgica, de dar cabida al llamado periodismo ciudadano ha desembocado en una gran polémica en el país tras la difusión a los medios de comunicación abonados del falso fallecimiento de la reina Fabiola.”

Curiosamente en los dos textos no sólo se pasa por alto la evidente conexión entre ambas noticias, sino que se obvia un detalle que puede ser interesante a lo hora de hablar del “llamado periodismo ciudadano“, como ellos mismos dicen.

Y es que también El País hace tiempo que se subió a este tren con una bonita sección bautizada como Yo, periodista. “Ésta es una oportunidad para que los ciudadanos se sientan informadores, y ejerzan de ello”, comentan.

Tal vez haya que esperar, como en Bélgica, a que se finiquite por error y por adelantado a alguien de la Casa Real para que se establezca un interesante debate sobre la materia. Será divertido.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: