Una mala y una buena noticia

Ha sido una de la noticias más comentadas durante los últimos días del pasado año: uno de esos jueces iluminados que tanto abundan por estas tierras dictó una sentencia contra dos periodistas de la Cadena SER que, entre otras perlas, se basaba en que Internet no puede ser considerado un “medio de comunicación social en sentido estricto”.

Total, que para una vez que la susosicha emisora se pone seria y busca un hueco en su tarea primordial (fumbol-fumbol-fumbol) para hacer periodismo, van y se zumban una investigación periodística que -oh sorpresa- ponía al descubierto con nombre y apellidos algún trapillo sucio del PP de la Comunidad de Madrid.

Igual he andado despistado con esto de la Navidad y tal, pero por lo que veo en este caso los poderes blogosféricos en general no se han echado al monte para defender la sacrosanta Red apoyándose en la libertad de prensa e información. Será que esta sentencia no constituye una amenaza lo sufientemente firme.

Y es que todo es cuestión de cómo queramos ver la jugada. Porque, compañeros interneteros, tengo una buena noticia y una mala, ¿por cúal empezamos?

La mala es que según el juez Rodríguez Fernández los que nos dedicamos a darle a la tecla en esto de Internet no somos periodistas o, al menos, no ejercemos nuestra profesión -que nuestras horas de cafetería y mus nos costó- en un medio de comunicación.

Así que nada de ir presumiendo por ahí de que somos intrépidos reporteros de la cosa tecnológica o de acogernos al secreto profesional si alguien nos chiva un notición jugoso o todas esas cosas terriblemente emocionantes que nos pasan a diario.

Pero lo peor -camaradas experiodistas- es que si no trabajamos en un medio de comunicación, también el derecho a citar a otros, con sus comillas y todo acaba de esfumarse. Ahora parecerá una simple y vulgar copia. Y eso sí que va a ser un grave problema, ¿verdad?.

Fusilar artículos, traducirlos de cualquier forma y, en general, vivir de contenidos ajenos ya no puede justificarse con eso del “derecho a cita”. Que, además, suena la mar de serio y profesional.

¡Pero que no cunda el pánico! Porque todavía queda por desvelar la buena noticia. Si Internet no es un medio de comunicación ni nosotros periodistas ejerciendo nuestra profesión, ya no hay nada que nos impida pasarnos las más elementales reglas del oficio por el mismísimo forro.

Titulares que son un churro, informaciones no contrastadas, rumores convertidos en noticia, especulaciones sin píes ni cabeza, mezclar información y opinión… todo vale, amiguitos.

No somos un medio de comunicación, así que ya no hay que rendirle cuentas a nadie. Bueno, sí, a los lectores, pero ¿eso a quién demonios le importa mientras salgan los números?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: