El rumor de la semana: la Olympus E-5 en camino (otra vez)

La Olympus E-3 reconvertida en una futurible E-5

Tanto hablar de ella vamos a aburrirnos antes incluso de que exista. Suponiendo que llegue a existir claro.

Reconozco que un servidor es de ese sector escéptico sobre el futuro de las cámaras Cuatro Tercios -réflex con su espejito y todo eso- que duda mucho de que Olympus esté ahora como para andar jugando con modelos de gama alta.

No obstante, los últimos indicios apuntan justo en la dirección contraria. Habrá una E-5 y dicen que posiblemente estará lista para Photokina, después del verano. Lo han dejado caer los responsables de la firma en una reciente entrevista con Amateur Photographer para, basicamente, desmentir lo dicho por sus colegas americanos.

Valentín Sama, que ha estado por la feria CP+ en Japón, es de la misma opinión después de charlar con portavoces de la firma.

En otoño saldremos de dudas pero resulta difícil no poner cara de extrañaza ante estos supuestos planes. Trasladar a la E-3 algunas de las prestaciones de la E-30 y de la E-620 y situarla a un precio muy competitivo en la gama media podría ser una buena idea.

Pero equivocarse de segmento seria bastante ilógico y un tanto absurdo ahora que muchos fotógrafos fieles a la marca han acabado por tirar la toalla, cansados de esperar y de no ver nada claro el futuro de las réflex de Olympus.

Anuncios

4 Responses to El rumor de la semana: la Olympus E-5 en camino (otra vez)

  1. Ninete dice:

    Es un caso parecido al de Fuji, los que tenemos dichas cámaras réflex deseamos que Fuji saque otra, aunque ya sabemos que de hacerlo sería para mantener un mercado profesional pequeño y que que no les reportaría beneficios económicos.

  2. Fabrizio dice:

    Yo si creo en que el 4/3 tiene futuro, pero quizá le quede muy poco. Si los rumores son ciertos podriamos ver a la E-5 con el nuevo sensor Panasonic de doble exposición ¿no? y así eliminar el “problema” del ruido en ISO’s altos del captor actual. Claro que entonces la evolución logica sería abandonar el sistema de espejo y seguir por las EVIL. El problema está (para mÍ) en que al visor electronico aun le queda mucho camino hasta sustituir al pentaprisma definitivamente y por eso creo que aun tenemos reflex con espejo para rato.

  3. Iker dice:

    El tema del visor electrónico dependerá un poco de las aplicaciones en las que pensemos. Con poca luz todavía no hay comparación posible, pero pensando en un usuario medio con escenas de luz día, el visor electrónico que usan las Panasonic G2, GH1 o el de la Samsung NX10 es perfectamente válido. No es lo mismo, claro, pero es sólo cuestión de tiempo que sigan mejorando…

  4. Juan Carlos dice:

    Está claro que en Olympus saben por donde pasa el futuro de la fotografía digital, aunque sin querer se les haya escapado la semana pasada: pobre ejecutivo, la bronca que le habrá caído. Otra cosa diferente es que puedan y deban permitirse el lujo de darle la espalda a su pasado y a todo su legado,(a medias, bastará un mejor adaptador 43>m43 para solucionar algunos de ellos) razón por la que ninguno de sus modelos m43 tiene aún el grado de tope de gama que en realidad ya podrían mostrar y no quieren para no pisar sus líneas E600 y E30. Panasonic no tiene este problema tan acentuado, y va a correr más rápido seguro…al fin y al cabo el sensor de una E3, profesional, es el mismo, mejor dicho, inferior, al de una G1. Independientemente de lo que a Canon y a Nikon les interese retrasar su llegada (sin duda todo lo que puedan y más) este futuro no es otro que el de las cámaras sin espejo por muchísimas razones que abarcan desde lo puramente técnico, lo económico, o sobre todo a la “usabilidad” de las mismas: los mecanismos de obturación y movimiento del espejo son una tecnología dificilmente superable en términos de saltos evolutivos espectaculares. La llegada del Video no va a hacer sino acelerarlo, en conjunción con el obturador electrónico (momento en el que los profesionales del fotoperiodismo empiezen a darse cuenta de que sus cuerpos no van a dar más frames por segundo, y que cámaras de 800 euros las triplicarán en velocidad, y con menos “block-out” en negro), los costes de producción, el tamaño y peso de cuerpos y lentes, la mayor comunicación entre éstos y el cuerpo, y a continuación con los reveladores Raw.

    A éste respecto, la introducción de las correcciones “in situ” de aberraciones ópticas en pos de la nitidez y resolución y la facilidad de construcción de las lentes que están introduciendo Panasonic y Olympus, es también el futuro, en contra del miope purismo tradicionalista que las ven como un mero parche-que también, claro- están permitiendo tener ópticas de tamaño ridículo y rendimiento soberbio, como el 14-45, el 7-14 y el pancake de Panasonic,(que por 300 euros barre del mapa muchos-no todos- objetivos pata negra nuevos y algunos clásicos legados) dejando al alcance del usuario, democratizando, archivos “limpios” -con sus limitaciones claro- antes solo al alcance de costosos plug-ins o de programas como Phocus de Hasselblad….todo ello sin perder las horas muertas delante de la pantalla para acabar un trabajo que de verdad si somos cuidadosos,o “profesionales” deberíamos hacer de todas formas: no creo que haga falta recordar lo que un estupendo 24-105L en su posición más corta es capaz de “producir”: -bellísimos- barriles viñeteados. Algo que si de verdad te gusta , es más gratificante meter a posteriori)
    Creo que aún a día de hoy es difícil entender lo que realmente significa trabajar con un visor electrónico frente a uno óptico, pero sólo por la posibilidad de ver en todo momento lo que ve el Sensor que es lo que de verdad nos importa -bueno, al menos lo que a mí me importa-:exposición, balance de blancos, incluso blanco y negro a tiempo real, la fotografía final vamos, no el proceso, con el histograma “derecheando” en todo momento, con utilísimos sensores de horizonte y grids,sin apartar ni un sólo segundo el ojo del visor, sin tener que comprobar todo el rato en la pantalla si hemos acertado o no la exposición porque no hace falta, ya lo estábamos viendo in situ, estaba bien, sin problemas -o con muchos menos- de backfocus, todo esto redunda en una rapidez, una facilidad de uso y sobre todo un éxito de disparo muy por encima de la media en una Reflex muy superior en prestaciones (utilizadas ambas por un mismo usuario igual de experimentado) Que son cámaras más lentas aún , es cierto, pero si pusiéramos todos estos factores en conjunción, alomejor la balanza no estaba tan desequilibrada.
    Perdonad que me haya extendido, pero creo que aún no estamos siendo conscientes no ya del potencial que tienen estas pequeñas máquinas, sino de su potencia como herramientas ya mismo, al igual que lo son algunas “point,n,shot” con tanto desdén tratadas a veces. El problema aquí viene de las limitaciones del sensor,de su calentamiento, de su rango dinámico limitado en primera instancia por su tamaño, algo menor al de una 7D, pero es que es justo la tecnología que más rapidamente avanza. Sabemos que el full frame no es una panacea que te asegure imágenes espléndidas, aunque las facilite y mucho, y en realidad no debería estar -y no lo estará, el gigante electrónico Samsung ya lo está rumiando- reñida con la supresión del espejo. Lo sabemos pero no nos lo creemos. Así que tal y como yo lo veo, no sólo hay que pensar en la ética de los medios utilizados para los fines que buscamos como fotógrafos, me refiero a que el “suficientemente bien” no está paradójicamente valorado en demasía en una profesión en la que el rendimiento en muchos aspectos -por suerte y por desgracia- de máquinas de 5000 euros de hace 5 años ha sido ampliamente sobrepasada por las actuales de 500. O antes no eran tan buenas, o las de ahora no son tan “malas”, todo va tan rápido que hemos perdido la perspectiva…. y digo todo esto porque la mejor foto posible de un determinado momento no es sólo aquella hecha con la mejor tecnología posible, sino la que ha sido posible hacer sin que se haya perdido gracias a que la extensión de tu ojo que es tu cámara te lo ha puesto fácil. Todas las mejoras en la praxis fotográfica bajo la denominación de “mirrorless” parece que van en ese sentido,( y no sólo la obsesión por su pequeño tamaño y si caben o no en el bolsillo de la trenca), y otras podrán ser en breve (porque aquí sí hay margen y mucho) muy mejoradas, empezando por visores que en baja luz vean mucho mejor que nosotros mismos, y más que los oscurecedores pentaprismas de largo, aunque por supuesto haya determinados ámbitos donde su implantación será más lenta.

    Años costó que las marcas aceptaran la limpieza del sensor,el live-view, la estabilización del sensor, y no hablemos de las imprescindibles pantallas abatibles, que debieran ser ya obligatorias…todo con cuentagotas para exprimirnos bien los bolsillos: me parece lógico por su parte, seguramente si estuviese al cargo de la cuenta de resultados acabaría haciendo lo mismo. Lo que no veo tan lógico es nuestra propia resistencia ciega y Numantina a éstos mismos avances justificando lo que haga falta a la marca “nuestra” sólo por eso, por fidelidad (nunca correspondida)a lo que habitualmente utilizamos.

    Un saludo, y enhorabuena por la web.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: