Malos tiempos para el periodismo

Gabriel García Márquez dijo que el de periodista es el oficio más bonito del mundo. Hay semanas en las que los que dirigen este cotarro consiguen que semejante afirmación suene a chiste.

Ahí van cuatro historias recientes que evidencían la auténtica crisis de la profesión. No la de las cotizaciones bursatiles o la de las hipotecas del Grupo PRISA, sino la que da verguenza ajena.

1. Todos hemos visto ya el vídeo de los soldaditos estadounidenses en Irak disparando desde un helicoptero contra civiles y periodistas como si fuera un maldito videojuego. El tema, por supuesto, no lo ha  aireado ningún medio de comunicación, sino Sunshine Press a través de WikiLeaks, una web dedicada a denunciar temas como éste a través de la filtración de documentos clasificados. Dicho de otro modo, a hacer el periodismo de investigación que los grandes medios han ido abandonando por resultar poco rentable.

2. El presidente Polaco y altos cargos del gobierno mueren en una accidente de avión rumbo a Rusia. Dejando al margen las muy discutibles ideas de este señor, resulta que diversos periódicos decidieron abrir el domingo en portada con el resultado del Madrid-Barcelona del día anterior. Sin duda un tema de mucha más trascendencia que lo que ocurra en ese país remoto de la Unión Europea.

3. Aunque finalmente no ha sido así, durante mucho tiempo se ha barajado la posibilidad de que uno de los Premios Pulitzer de este año fuera para el The National Inquirer por descubrir un tremebundo asunto de faldas de John Edwards, un político del Partido Demócrata. La excusa es que en realidad había usado fondos públicos para ocultar esa historia, pero detrás se esconde un cocktail de puritanismo y amarillismo de tabloide que da miedo.

Eso como si a Sálvame o a Callejeros -quienes no sean de por aquí y no sepan de qué hablamos, eso que se ahorran- les dieran un premio Ondas… ah, que ya se lo han dado.

4. Con un leve retraso de siete años, la Audiencia Nacional ha caído en la cuenta de que los periodistas de Egunkaria en realidad no eran peligrosos terroristas y de que la vinculación de este diario vasco con ETA no se sostenía por ningún lado. Ahora llega el momento de que se rasguen las vestiduras los medios que -salvo contadas excepciones en el ámbito nacional- han ejercido de palanganeros y mostrado un silencio cómplice con este atropello .

Y todavía habrá que escuchar aquello de que esta es la mejor prueba de que el Estado de Derecho protege la labor de los medios. Será cosa de la ceguera que provoca andar tan ocupados con la libertad de prensa allende los mares, sin tiempo para mirar lo que ocurre en casa.

Anuncios

One Response to Malos tiempos para el periodismo

  1. hugo solo dice:

    El video habria que verlo con mas detenimiento ya que claramente se ve puedo equivocarme que junto a los fotografos va gente armada en direccion a un edificio que ha sido minutos antes bombardeado y dicernir quien lleva algo en la mano los del helicoptero habla de un rpg que es lo mas parecido a lo que lleva uno de los hombres colgando de la mano tambien podria ser un fusil se ve en el minuto 03:37 has subido a un helicoptero es mas importante la vida de los fotografos que van acompañados de hombres armados al menos hay que mirar el video subete a un helicoptero o mejor lee nada y asi sea de oriana fallaci y su vuelo en un phanthom f4 como cambio radicalmente su vision en ese momento cuando el avion inicia el ataque y empiezan a dispararles recuerda que era periodista he informaba de un y otro bando la vida de un soldado vale mas que la de un periodista? el del helicoptero quiere volver vivo la del periodista conseguir fotos para su periodico o crees que cuando los milicianos disparen contra el helicoptero va a decirles que no lo hagan? o bien que no se enteran pero el que un helicoptero artillado este dando vueltas por nuestras cabezas es como para caminar tranquilamente porque somos periodistas? hay una guerra justa o no justa para el caso da lo mismo muere gente o queda viva y destrozada aparte motivaciones politicas niños en medio pero si alguna vez te toca os toca informaros de las caracteristicas de aquella libelula que da vuelta encima nuestro junto a los que van armados van unos trabajadores de la informacion y que yo voy a servir para tu trabajo cuando me derriben y las gentes salgan para lincharme mientras tu me fotografias y lo que recuerde mi hijo mi mujer madre sea un guiñapo gracias a que habia un fotografo entre los que derribaron mi helicoptero pues ni harto de vino y le metes plomo a saco estais acostumbrados a ver las cosas de una manera muy subjetiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: