La fotografía ha muerto

Nadie mejor que el autor de la conocida historia de Ivan Stochnikov -un astronauta ruso inventado por el fotógrafo Joan Fontcuberta como parte de un proyectos artístico pero que ha acabado convertido en una noticia cierta en diversos medios- para saludar la muerte de la fotografía como reflejo de la realidad.

Así lo decía hace unos días en una breve pero interesante entrevista publicada en El Periódico:

“La fotografía nació en el siglo XIX como un medio que debía traducir visualmente la verdad. Pero la tecnología y la función de la imagen han cambiado tanto que quizá deberíamos saludar la desaparición del medio que aún llamamos, por inercia, fotografía. ¡El rey ha muerto, viva el rey! Borrón y cuenta nueva”.

Resulta dificl llevar la contraria a este acta de defunción. La proliferación de casos de fotos manipuladas en prensa o en concursos de gran prestigio así como la popularización de las herramientas de retoque ha conseguido que se esfume la capa de incuestionable veracidad que durante decenas de años ha envuelto a las imágenes. Ahora, sencillamente, ya no nos creemos nada.

El problema es que esa objetividad nunca fue tal. Igual que ponerse delante de un teclado, apretar el obturador de la cámara es una acto totalmente subjetivo, repleto de decisiones. Encuadrar es recortar una parte de la realidad para contar una historia con ella, obviando el resto o convirtiéndola en una elemento secundario.

Entiendo que después de leer ciertos diarios, asistir al desfile de chorradas de ciertos bloggeros reconvertidos en autoproclamados periodistas, o darse una buena ración de Intereconomía y TeleMadrid den ganas de coger el kalashn… una pala para enterrar el periodismo, en todas sus vertientes.

Claro que en lugar de liarnos a esculpir lápidas, lo mejor será dejar definitivamente a un lado esa pátina de verdad absoluta y seguir haciendo de la fotografía una herramienta para contar historias. Lo dice el propio Fontcuberta en esa misma entrevista. “La fotografía es el termómetro de una sociedad, nos permite conocer cómo somos, cómo éramos y cómo seremos”. Asi que nada de lutos.

Anuncios

5 respuestas a La fotografía ha muerto

  1. gonzalo dice:

    Un blog de gran utilidad para los fotógrafos. Interesante la entrada no x menos porque en estos tiempos ya no sabes ni que pedir por un buen reportaje.

    un saludo y ánimo

  2. hugo solo dice:

    Todavia no veo ningun cambio en la fotografia salvo que se pueden hacer muchisimo mas cosas digamos mejor puedes abordar temas que antes era mas bien dificil lo tenemos hoy al menos al alcance de la mano pero fontcuberta intenta por todos los medios que la fotografia digital no es fotografia lo quer el hace lo hace cualquiera un chaval con poco conocimiento de fotografia asi de facil aparte su filosofia que de paso esta en el lado del poder krtu ylos autobuses gratuitos a tarragona pagados por la generalitat nada de lo que dice es muy cierto mas cuando se tiene a los politicos a su lado ya la gente desaparecia de las fotos oficiales como por arte de magia y en el siglo pasado los retoques las retenciones y la cxantidad de peliculas para diversos temas de paso con la aparicion de la fotografia digital los nostalgicos abren un nuevo mercado pero esta claro que la fotografia esta para muchos millares mejor de lo que estaba antes de la aparicion de lo digital .

  3. Javito dice:

    Pero cuando ha sido autentica la fotografía? Pues seguramente sólo en casos como el de mi cuñao, que tiene una cámara de 70 € que compró en el Lidl y que sólo usa en vacaciones y bodas o comuniones. Ni encuadre, ni iluminación, ni cristo que lo fundó, él saca la cámara, se la pone delante del careto y aprieta casi sin mirar por el visor. Y así le salen las fotos, la papada de la suegra, los granos del primo pequeño, la barriga de mi tio Ramón, cada uno mirando pa un lao en las fotos de grupo, y figurantes que pasan por delante del objetivo sin saber que está saliendo en la foto familiar. Eso sí es autentico, no como yo, que miro, remiro, toco botones, giro a mi abuela para que la luz le de de lao, enciendo una lámpara, repito hasta la saciedad hasta conseguir la sonrisa o expresión de ojos que busco y después de todo eso, a procesar los Raw para ajustar lo que en su momento no supe hacer. Si ademas retoco, muevo o quito, es sólo un paso mas de todo el proceso que comienza cuando saco la camara de la funda. Porque lo que yo quiero es obtener finalmente un fotón. Que no es autentico? pues no, pero para eso, ya está mi cuñao.

    Saludetes.

  4. Jejeje, tu cuñao si que sabe…
    Saludos!

  5. Eugenio dice:

    Pues sí, quien creyó en la objetividad de la fotografía es como el caso de quien creyó en Santa Claus. Nunca hubo tal y el cuarto oscuro estuvo repleto de mañas. Yo conservo un libro sobre técnicas del cuarto oscuro y prácticamente casi todo lo que hace fotoshop ya estaba ahí, claro, se hacía con mayores esfuerzos. La fotografía no ha muerto, está vivita y coleando. Son los fotógrafos quienes están en vías de extinción… pero por sobreabundancia! ¿No decía acaso el presidente de Nikon hace unos días que el mercado estaba a punto de saturarse?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: