El último rollo de Kodachrome

Hace un año Kodak anunció el cese de la producción de la mítica película positiva  Kodachrome.  Pero ahora ha llegado el momento de la despedida definitiva, cuando el último carrete ha sido revelado en Parsons, Estados Unidos.

El fotógrafo Steve McCurry ha sido el encargado de realizar los últimos 36 disparos con esta película. En National Geographic incluso están preparando un reportaje para contar la historia de este último rollo en manos de uno de los fotógrafos más conocidos del panorama internacional.

Aunque la nostalgía química de muchos de nosotros no vaya mucho más allá del T-Max 3200 (qué grano, oiga) al leer esta noticia no he podido evitar acordarme de Los Puentes de Madison, de Robert Kincaid -el personaje interpretado por Clint Eastwood- y de los rollos de Kodachrome guardados en una nevera en su destartalada furgoneta.

En fin, una excusa perfecta para recuperar un artículo publicado en QUESABESDE hace ya más de cuatro años, cuando Nikon anunció el fin de sus réflex de película.

“Posiblemente haya quienes no habrán reparado o no le habrán concedido la mínima importancia a este detalle. Pero quiero pensar que somos muchos los que no concebimos ciertas historias -certezas de esas que sólo pasan una vez en la vida, parafraseando al autor- o a Robert Kincaid, fotógrafo de National Geographic, retratando los puentes cubiertos del condado de Madison sin una Nikon F colgada al cuello.”

Anuncios

3 Responses to El último rollo de Kodachrome

  1. Eugenio dice:

    Leí tu otro artículo, el de hace cuatro años, y creo que no se trata solo de defender la película por cuestiones de “cariño”, “nostalgia” o por razones “históricas”. Para mí la gran defensa de la película es principalmente por razones estéticas. Concibo la película no solo como un soporte, sino como una herramienta con características estéticas propias y posibilidades expresivas únicas. Su desaparición es comparable a que alguien escriba poesía en una determinada lengua y luego alguien venga y decrete la muerte de ese lenguaje. El que muchos fotógrafos hayan renunciado a lo que ese lenguaje ofrece, así, sin más trámite, me parece una gran aberración… una facilidad imperdonable y una triste manera de auto-limitarse: En vez de convertirnos en políglotas sumando al lenguaje analógico las innegables posibilidades del digital, decidimos olvidarnos de plano de la otra lengua. Ciertamente eso ha incidido en que la fotografía analógica haya dejado de ser rentable, pero es por la misma miopía de quienes practican el arte del ojo.

  2. galeriasdelmundo dice:

    Interesante.

  3. […] Actualizados : El último rollo de Kodachrome Los jueves… foto Otro planeta Lumix LX¿4 El rumor de la semana: una Panasonic con sensor […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: