Kodachrome, notas finales

Si entre sus propósitos para este 2011 figuraba revelar de una puñetera vez ese rollo de Kodachrome que lleva años olvidado en la nevera, tarde. El único laboratorio que aún trabajaba con esta mítica emulsión positiva procesó el último carrete el pasado 30 de diciembre. Se acabó.

Puede, eso sí, encargar la elegante camiseta conmemorativa que en Dwayne´s Photo -el susodicho laboratorio- han lanzado para la ocasión. En Kansas son así de sentidos para estas cosas. Si se dan una vuelta por Ebay también hay un montón de diapositivas, publicidad de hace unas cuantas décadas y demás artículos para nostálgicos y coleccionistas. Y el disco de Paul Simon con la canción Kodachrome, claro.

Pero, a que viene tanto revuelo y tanto sentimentalismo con esta muerte anunciada, si la mayoría de nosotros no hemos usado un rollo de Kodachrome en nuestra vida, se preguntaba un amigo.

Algo de razón no le falta. Pero, ya que estamos hablando de decesos, que no estuviéramos enganchados a CNN+ tampoco significa que nos tenga que dar igual que la gentuza de Tele 5 decida sustituir a Gabilondo por Mercedes Mila. Pues lo mismo.

Desde que en junio de 2009 Kodak anunciara el fin de la producción de Kodachrome hasta hoy se ha escrito tanto sobre el tema que resulta imposible no repetir lo ya dicho unas cuantas decenas de veces. Así que lo mejor será recopilar algunas de las cosas más interesantes que se han comentado a lo largo de estos meses y, sobre todo, en esta última semana.

Explicaban en su momento los de Rochester el impepinable argumento que justificaba esta medida: la gente ya no compra Kodachrome y apenas representan un 1% del total de las ventas de película. ¿Indiscutible?  “Eliminen todas las gasolineras poco a poco y dejen una sola en Lausana (Suiza) y ya verán cuánto dura la demanda de coches de gasolina y gasoil”, replica Valentín Sama en un duro artículo sobre esta cuestión.

Se ha hablado mucho también sobre las fotografías tomadas por el fotógrafo Steve McCurry como homenaje al último rollo de Kodachrome. La cadena CBS emitió hace días una interesante pieza sobre el último carrete y la historia de esta película.

¿Con qué camara ha realizado Steve estas instantáneas? Según comentaban en un reportaje sobre el tema publicado en febrero por Associated Press, la elegida fue una Nikon F6. Seguro que algunos esperaban algo un poco más clásico.

De todos modos, más interesante que la cámara utilizada son algunas de las reflexiones realizadas por el fotógrafo comentando este singular encargo. Especialmente parodójico y significativo es que McCurry explique cómo, dada la importancia de cada una de esas 36 tomas, antes de cada una de ellas realizaba pruebas de encuadre y exposición con una cámara digital.

Pero más inquietante resulta aún la pregunta que deja en el aire al hablar de su archivo con más de 800.000 diapositivas tomadas con Kodachrome. Imaginénse -nos sugiere McCurry- guardar todos esos archivos en un disco duro y volver dentro de 40 años. ¿Seríamos capaces de leerlos y rescatarlos?

Anuncios

4 Responses to Kodachrome, notas finales

  1. Ninete dice:

    Desconozco si existe para la Nikon F6 respaldo Polaroid, pero hubiera sido más clásico para hacer las pruebas antes de disparar diapos, además hubieran tenido valor dentro de mogollón de años.

  2. angel dice:

    NO, ni dentro de 40 años, ni dentro de cuatro días en la mayoría de los casos.

  3. Eugenio dice:

    Una catástrofe… como si desapareciera el oso panda porque la gente prefiere los de peluche.

  4. A mi estas noticias me dan mal rollo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: