¿Dónde está Hillary?

Arriba la fotografía editada que apareció en el diario ultraortodoxo Der Tzitung (©FaileMessiah.com), debajo la fotografía original de Pete Souza difundidad por la Casa Blanca.

Mucho están convencidos de que su Dios tiene una relación complicada con las mujeres. Que si la costilla, que si el pecado original… en fin, todos sabemos de lo que estamos hablando. A partir de esta conocida y poco concreta máxima, se han articulado normas y creencias de lo más variopintas.

La mayoría de ellas no tienen ni puñetera gracia pero algunas son tan peculiares y absurdas que parecen un chiste. Por ejemplo, en cierta corriente dentro del judaismo ultraortodoxo –jasidismo, por si a alguien le pica la curiosidad- están convencidos de que a Jahveh no le gusta ver a mujeres en las fotografías.

Así que cuando en un periódico de esta comunidad no hay más remedio que publicar una imagen de actualidad en la que aparece una mujer, ¿qué hacemos? Exacto: Photoshop -que por lo visto si agrada al Señor- y listo.

Aunque cabe suponer que se trata de una práctica habitual, el problema surge cuando le metes tijera a la mismísima Hillary Clinton en esa reciente pero famosísima fotografía -va camino de ser la más vista en Flickr- en la que desde la Casa Blanca están siguiendo la operación contra Bin Laden.

El caso lleva unos días circulando por la red, pero ahora que incluso el Washington Post se ha hecho eco y parece que se está creando cierta polémica,  desde el susodicho periódico ultraortodoxo han emitido una nota explicatoria. Que si nosotros respetamos mucho a la mujer, que si no nos malinterpreten, que si nuestro editor es un artista…

Para más inri (nótese el chiste judeocristiano), el blog que destapó el asunto localizó un segundo caso: el semanario De Voch de Brooklyn también publicó la misma foto después de haber borrado a Hillary y a Audrey Tomason, que si se fijan bien también se asoma por el fondo en la foto original. ¡Nada escapa al Photoshop divino!

Aunque algunos han enfocado el debate en un detalle menor  -la supuesta violación de las condiciones de la imagen que prohiben cualquier manipulación- evidentemente el asunto da para mucho más.

¿Es compatible el periodismo con este tipo de requisitos y prohibiciones religiosas o sencillamente en su hoja parroquial cada uno puede hacer lo que quiera?

Anuncios

4 Responses to ¿Dónde está Hillary?

  1. Con la boca abierta me quedo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: