Fotos al estilo GameBoy

Aunque los expertos no se ponen de acuerdo en señalar cúal fue la primera cámara digital (¿la primera en desarrollarse o en venderse, con captura analógica y conversión digital externa o con todo el sistema integrado?…) lo que está claro es que la sencillisima Nintendo GameBoy Camera tiene su papel en esta historia.

Ya lo comentábamos hace no mucho, tras visitar la exposición de fotografías en 3D -que ya ha pasado por Barcelona y durantes estos días puede verse en Madrid- organizada por Nintendo junto a diversos autores para promocionar las virtudes fotográficas de la nueva 3DS. Igual que en su día el accesorio de la GameBoy jugó un importante papel en la popularización de la imagen digital, ahora es el turno de las tres dimensiones.

Visto desde ahora puede sonar extraño, pero en 1998 este accesorio capaz de capturar imágenes digitales de 128 x 112 píxeles en blancoy negro, con 4 tonos, y almacenar hasta 30 fotografías -inclusó se lanzó la impresora GameBoy Printer para hacer copias en papel- causó furor.

No por su calidad, claro, sino porque por 50 dólares -10 veces menos que las primeras cámaras digitales de aquella época- era lo mejor y casi lo único que había.

Según explican en la Wikipedia,  más allá de su notable éxito comercial también tuvo cierta repercusión en el mundo cultural y artístico. Un sólo ejemplo: el bueno de Neil Young usó una imagen tomada con esta cámara para la portada de su disco Silver & Gold.

Pero posiblemente lo más curioso y divertido del asunto es que este periférico todavía a día de hoy sigue teniendo fans. Según cuentan aquí, hay un grupo de Flickr dedicado exclusivamente a fotografías realizadas con la GameBoy Camera.

Quienes sientan curiosidad por ver cómo era este trasto y no tengan a mano ni una GameBoy ni el accesorio en cuestión, están de enhorabuena: la aplicación 8-bit Pocket Camera (¿8 bits… muy optimista suena eso) simula en el iPhone este característico efecto en blanco y negro de la cámara original.

Es lo que tiene la nostalgia y la moda de las llamadas cámars lo-fi. Ahora que por 100 euros tenemos el escaparate repleto de modelos que parecen naves espaciales en comparación con lo que había hace 15 años, buscamos cámaras que imiten a aquellos viejos trastos. Realmente somos unos bichos fascinantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: