Apuntes pedantes sobre la (dichosa) cámara Lytro

Los periodistas somos un rebaño muy bien amaestrado. Vemos una nota de prensa o una información de una agencia de noticias y allá vamos todos en tropel, a ver quien publica antes o titula mejor.

Tonto el último, exclama alguien en cabeza. Bobo el que se moleste en contextualizar un poco la información, añade el blogger que en el mejor de los casos va a cobrar 10 miserables euros por los párrafos que está a punto de redactar.

Así que cuando el otro día The New York Times publicó una entrevista a los responsables de la joven empresa californina Lytro y Engadget y compañía se hicieron eco de esa milagrosa cámara que enfoca después de disparar ocurrió lo de siempre: en un par de horas todo el mundo hablaba de lo mismo. Incluso en la radio escuché un par de referencias a esta especie de reinvención de las cámaras digitales.

Supongo que llego tarde a la fiesta, pero por si alguien está a punto de escribir otro artículo sobre esta cámara, o sale el tema a la hora del café y quieren hacerse los listillos, ahí van unos cuantos datos que merece la pena tener en cuenta:

– Esta futura -o supuesta, si son de los desconfiados- cámara se basa en la llamada fotografía plenóptica. Simplificando mucho, la idea es colocar una matriz de microlentes delante del sensor (como si se tratara del ojo de un insecto) para capturar simultanemente una instantánea desde diferentes perspectivas. Después mediante software en la reconstrucción de la imagen digital se puede trabajar con toda esa información para, entre otras cosas, jugar con el punto de enfoque de la toma.

– Lejos de ser un invento nuevo, el tema se lleva mucho tiempo investigando. Hace ya casi seis años la Universidad de Stanford presentó el prototipo de una cámara con un sensor modificado que era capaz de realizar esta función de reenfocado de la imagen. También en aquel caso se publicaron unas imágenes y vídeos que, teniendo en cuenta que hablamos de 2005, sí que eran realmente espectaculares.

– Si se llega a comercializar -la promesa es hacerlo este mismo año-, esta cámara de Lytro tampoco será la primera del mercado. La firma Raytrix ofrece desde hace tiempo en su catálogo un modelo (Raytrix R11) que promete lo mismo: reenfocar una imagen después de haber realizado la toma. Hay que reconocer, eso sí, que ni su web, ni sus imágenes de demo tienen tan buena pinta. El diseño de la cámara tampoco es como para llevarla colgada al cuello y del precio ni siquiera se habla.

– Aunque ya sabemos que lo de Silicon Valley siempre tiene más tirón, no habría que pasar por alto que en la Universidad de La Laguna (Tenerife) también se está trabajando en este tema, con un enfoque -nunca mejor dicho- mucho más práctico: en lugar de modificar el sensor, un sencillo adaptador óptico es capaz de convertir cualquier cámara del mercado de objetivos intercambiables en un modelo tan fascinante como el que se traen entre manos los chicos de Lytro.

– También en el terreno de los teléfonos móviles hace tiempo que se escuchan proyectos parecidos, aunque por ahora nada parece haber cuajado. Sin ir más lejos, a principios de este año la compañía Pelican Imaging aseguraba estar trabajando en un módulo fotográfico para terminales móviles con un planteamiento muy similar: una estructura basada en varias decenas de cámaras que permitiría mejorar la calidad, generar imágenes 3D y reenfocar las fotografías. Por ahora no se ha vuelto a saber nada más de ellos.

Lentes líquidas, cámaras con tres sensores, carretes digitales pare reconvertir nuestras viejas SLR… el mercado tecnológico está repleto de proyectos de futuro y patentes revolucionarias que cada cierto tiempo prometen poner patas arriba todo lo que conocemos hasta ahora. Algunas ideas no llegan a nada y otras, al cabo de los años, acaban aterrizando en los escaparates, a veces como un simple invento raro para compradores amantes del riesgo, otras integradas en productos más normales.

Así que un poco de escepticismo, por favor. Es cierto que lo que promete la cámara Lytro es realmente espectacular y que si consiguen ofrecer esa tecnología en un modelo sencillo y no muy caro pasarán a la historia de la fotografía. Lo comentábamos hace no mucho por aquí: el enfocar se va a acabar. Mira, ya tienen lema comercial para la nueva cámara.

Pero también podríamos estar ante uno de esos apasionates casos de vaporware que nacaban en nada o, simplemente, en una empresa con buenas ideas a largo plazo que por ahora busca hacer un poco de ruido para conseguir financiación.

Ojala no sea así y veamos a lo largo de este 2011 esta maravillosa cámara Lytro. Por si la cosa va tan en serio como aseguran sus responsables yo ya me he apuntado dónde dice que se puede “reservar” una cámara. Por ahora, eso sí, ni siquiera he recibido un mail de confirmación.

Una respuesta a Apuntes pedantes sobre la (dichosa) cámara Lytro

  1. […] días después, más madera sobre el tema en el Blog de Iker Morán Etiquetas: Lytro • […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: