Probar en la tienda, comprar on-line

© QUESABESDE.COM

Que levante la mano el que no lo haya hecho nunca: ir a una tienda a trastear con algo que planea adquirir y después acabar comprándolo on-line. Es un clásico que se repite en todos los sectores, pero que en este de la fotografía resulta especialmente tentador.

De hecho, he de confesar que cuando alguien me pide consejo sobre tal o cual cámara siempre acabo insistiendo -sobre todo si hablamos de una inversión de unos cuantos cientos de euros- tocar el trasto en cuestión antes comprarla. Nada como ese gesto para acabar inclinando la balanza entre dos modelos que pueden parecer clónicos leyendo las especificaciones.

El periódico australiano Telegraph publicaba hace ya meses -bendito Petapixel que rescata estas cosas del olvido-  un interesante artículo al respecto. No es que descubra ningún misterio, pero sí aporta una perspectiva muy interesante: la de esas tiendas que están hasta los mismísimos de este tipo de prácticas. Y, reconozcámoslo, algo de razón no les falta.

Merece la pena echarle un vistazo al artículo y a la encuesta que ha realizado este diario. Más de un 60% de los preguntados reconoce haber puesto en práctica eso que comentábamos ahí arriba de toquetear en tienda y comprar on-line.

Pero sin duda lo más curioso es el caso de Camera House Caringbah, una tienda de material fotográfico que como respuesta a este vicio de muchos usuarios ha comenzado a cobrar una especie de “tasa de explicación” de 30 dólares. Por ese dinero los vendedores permiten a los clientes que prueben las cámaras (hablan en concreto de modelos de gama profesional) con su correspondiente charla y la consiguiente inversión de tiempo.

¿Podría funcionar algo así por aquí o la gente saldría corriendo? ¿Es más correcto aplicar directamente esa tasa al precio de la cámara aunque con ello la tienda pierda competitividad frente a los ofertones en la red?

Si alguien tiene la respuesta, adelante. En realidad resulta complicado no empetizar hasta cierto punto con las dos partes de la ecuación: los que quieren comprar lo más barato posible y las tiendas que tienen que sobrevivir

Leyendo este caso caso no he podido evitar acordarme cuando hace ya unos cuantos años una compañía tuvo la genial idea de mezclar en un evento de lanzamiento de un producto a prensa, algunos blogeros y distribuidores. Durante una cena y hablando de los precios de las cámaras uno de los allí presentes le recordó al responsable de una tienda que sus precios eran algo más elevados que en Internet y que así no se iban a comer un colín.

Amagando con saltar a la yugular, este distribuidor le rcomentó que ellos mantenían una estructura comercial, no importaban de forma paralela, tenían stock de producto para ver y probar y daban empleo a decenas de personas. Que cada cual lo interprete como una excusa para justificar precios más altos o como un buen argumento, pero el caso es que los dos decían la verdad.

3 respuestas a Probar en la tienda, comprar on-line

  1. Jian Kwen dice:

    Es una variante de lo que en inglés se conoce como “Free Riding” y que ahora con las ofertas por Internet cobra una nueva dimensión, sobre todo, como bien comentas para equipos más caros, sofisticados y profesionales. Parece en un principio que es buena idea cobrar una tasa por ceder equipos y tiempo, como se cobra por hacer presupuestos en muchos trabajos, y si más te dejan usarla y llevarte muestras en tu tarjeta para analizarlas etc. Yo conozco a un tipo que ha probado casi todos los vehículos interesantes que salen al mercado, se pone un buen traje, se acerca a los concesionarios y prueba cualquier coche de gama media alta por la cara, coches que nunca podrá comprar porque su sueldo de funcionario no le da más que para un utilitario de segunda mano, pero el lo entiende como una forma de pasar un buen rato.
    Otra imagen que me viene a la memoria en sentido contrario es cuando mi hermano a los 8 años fue a preguntar por el precio de una moto de gran cilindrada a una tienda de Salamanca y el dueño, condescendiente y no queriendo perder tiempo con el le dio unos golpecitos en la cabeza del tipo compasivo y le soltó la frase lapidaria que aún tiene en su memoria: “Mucho, mucho dinero”; pero no le dijo cuanto, mi hermano lo entendió como un desprecio a su persona y siempre lo ha llevado clavado en su ego; cuando creció y fue a comprar su moto no lo hizo en esa tienda, se fue a comprarla a la competencia.
    Y no olvidéis que siempre nos quedará el Corte Inglés donde poder tocar y sentir los productos.

  2. Jose dice:

    Esta es una ecuación de difícil resolución, aunque ésta pasaría probablemente por la reducción del margen de beneficios por parte de las tiendas físicas.
    Es difícil de entender que por ejemplo que una cámara de 800€ en una tienda física española pueda costar hasta 20% menos en una online igualmente nacional, en ambos casos con las mismas garantías y con sus márgenes.
    Si hablamos de objetivos, los cuáles sufren mucho menos el efecto de obsolescencia, esa diferencia es aún menos justificable, con diferencias de precios de 300€ o más según el precio final.

    Personalmente no me importaría pagar 20 o 30€ más por comprar en una tienda donde me pueda llevar el producto en mano pero hay diferencias que resultan insalvables para el cliente final.

  3. jotaemebede dice:

    Absolutamente de acuerdo con el arriba firmante, y añadiría una observación más: no es difícil encontrarte con personal vendiendo material fotográfico (por ejemplo) que no te puede aportar nada más que lo que pone en el folleto o lo que ha repetido mil y una veces (y no es que uno sea un experto, pero alguna que otra animalada sí que ha oido).

    Por lo que, seguro, estoy dispuesto a pagar un poco más es por un buen asesoramiento, profesional y honesto. La ventaja de internet es que puedes informarte mucho antes de hacer el clic para comprar, la desventaja es que eres tú mismo quien te tienes que hacer con toda esa información y filtrarla.

    Interesante entrada.

    Salud. Jota.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 71 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: