Besos que (igual) no fueron pero que acabarán siendo recordados como si lo hubieran sido

© Rich Lam / Getty Images

El chivatazo me lo da Roger -líder espiritual de QUESABESDE.COM- mientras me muestra el anuario editado por Getty Images con las mejores fotografías de 2011 y me asegura que en la revista Time ocurre exactamente lo mismo. A doble página la ya archiconocida foto del canadiense Rich Lam tomada en Vancouver durantes unos disturbios callejeros.

Un beso de esos de película y llamado a convertirse en un digno rival para aquel otro que capturó Robert Doineau desde una cafetería de París. No sólo son dos instantáneas de esas que todos estaríamos encantados de firmar, sino que también comparten ese halo de misterio que necesita cualquier imagen para ser parte de la historia.

En el citado libro de Getty Images no dudan en describir la fotografía como “un remanso de paz en medio de la tormenta” (algo así, en plan traducción libre). También en el semanario Time hacen un hueco a esta foto al repasar lo más destacado del pasado año y hablan del apasionado beso de esta pareja en medio de los siempre poco románticos antidisturbios.

¿Un apasionado beso? Aunque eso parecía en el primer momento (la escena es de junio de 2011) no tardaron en aparecer diferentes fotografías y vídeos que aportaban un contexto más amplio y menos tierno. Según explicó la pareja protagonista -convertidos en celebridades de la noche a la mañana- él simplemente trataba de calmar a la chica tumbada en el suelo después de que hubieran sido arrollados por la policía.

Muy reveladoras resultaron también las palabras del autor, que reconoció no haber sido consciente de que había cazado aquel beso hasta que un compañero le felicitó por la foto. “Yo sólo fotografié a alguien que estaba herido en el suelo”, contaba a Popular Photography poco después. Media docena de fotos, con una Nikon D3 y a 6.400 ISO, por si a alguien le interesa.

Impagables, por cierto, los comentarios de los típicos listos que aseguraban que la fotografía estaba manipulada y que la pareja en cuestión había sido pegada en aquella caótica escena. Una prueba más de que la presunción de culpabilidad no es una buena receta para ver fotografías.

El caso es que, meses después y tras leer un montón de noticias sobre el tema -o tal vez precisamente por eso- no me queda del todo claro si realmente hubo beso, si fue apasionado o rancio, si se trató de un simple gesto de cariño en medio de un ataque de nervios, o si eran dos actores compinchados con el fotógrafo buscando su momento de gloria. No, esta última teoría me la acabo de inventar.

Seguro que dentro de unos años algún aguafiestas envidioso volverá a sacar el tema y cuestionará la veracidad de la foto. Y dirá que no hubo beso, o que todo era un montaje. Pero da igual porque, ¿realmente importa lo que ocurrió o lo que cuenta es como será recordada la foto? Porque si se trata de eso  seguramente pasará a la historia de forma similar a como ya lo han anotado Getty Images y Time: como un apasionado beso en medio del caos.

Tal vez porque en el fondo queremos pensar que eso fue lo que pasó y que, en efecto,  hubo uno de esos besos de película en blanco y negro. Porque, en realidad, a todos nos hubiera gustado ser aquel fotógrafo que estaba al otro lado del visor apretando el disparador en aquel preciso instante. O, mejor aún, ser el chico que besaba a aquella chica tendida en el suelo.

4 respuestas a Besos que (igual) no fueron pero que acabarán siendo recordados como si lo hubieran sido

  1. francesca dice:

    Despues de tanto post técnico me ha gustado esta entrada, sobre todo la conclusión final: mejor vivir que ser un mero espectador.
    Saludos

  2. ElTroll dice:

    Aqui se ve bien lo que paso de verdad… mucho menos romantico….

  3. jjsefton dice:

    Pues no me parece peor la realidad. De hecho, la fotografía entendida como un beso me parece un tanto absurda, casi de coña internetera. Me parece más tierno lo que pasó realmente, un chico preocupándose de su chica e intentando que se le pase el sustoy el mal rato.
    Eso sí, la falsa pose a lo “De aquí a la eternidad” mola.

  4. […] en medio de la arena y como si el frío no fuera con ellos una pareja jugando a emular aquella foto canadiense que comentábamos el otro día. Esta vez en lugar de policías y disturbios, de fondo el […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 29 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: