Bipolaridad y clase media

Alguien que se acercara puntualmente a este mundillo de la fotografía -es decir, una persona normal- seguramente creería que esta chapucera comparación corresponde a dos épocas distintas del mercado. A la izquierda una cámara actual y de lo más moderna. A la derecha un ejemplo de cámara viejuna de hace unas décadas.

Pues no. Como todos sabemos esos dos modelos de ahí arriba son actuales y contemporáneos. De hecho, la Olympus OM-D es por ahora sólo un rumor, aunque como siempre las numerosas filtraciones ya se han encargado de ponerle forma. Ahora ya sabemos que será una especie de remake digital de las míticas OM de Olympus.

No es que esta querencia por lo retro sea algo nuevo. Lo retro siempre está de moda, que dicen los expertos en estas cosas. Pero es cierto que últimamente -sobre todo desde la llegada de la Fuji X100- se está viviendo un curioso proceso en el escaparate: mientras aparecen nuevos modelos con un diseño de lo más moderno y vanguardistas, otros apuestan sin disimulo por recuperar las líneas que siempre han triunfado.

Las Nikon 1, las Sony NEX, la Pentax K-01… representan esa ruptura con las réflex de toda la vida, muchas de sus prestaciones y el diseño clásico. Y en el lado opuesto, las Fuji X y esta futura Olympus OM-D reclaman la pervivencia de las buenas ideas de siempre: muchos mandos, anillos mecánicos, metal y peso…

Lo comentábamos hace unas semanas en TecnoEsfera (Cadena SER) hablando de las novedades vistas en el CES. El mercado fotográfico parece sumido en una especie de síndrome bipolar. Llegar a todos los públicos, que dirían los chicos de marketing. Esquizofrenia, diría yo.

Y no es sólo una cuestión de diseño. Algo parecido pasa con las gamas y el precio. Mientras todos los fabricantes andan locos por colocar en el escaparate modelos por debajo de 100 euros, paralelamente no se despeinan al lanzar compactas de casi 800 euros o cámaras de 2.000 euros. Y que encima parece que se venderán como churros.

¿Será que también aquí la clase media está llamada a desaparecer?

2 respuestas a Bipolaridad y clase media

  1. Alberto dice:

    Pues no estaría mal que Nikon se lanzara a la piscina con cámara digital de formato completo con estética y construcción similares a las FM, orientada a la fotografía más callejera o documental…

  2. José dice:

    Y apostar por menos accesos por menús y más botones dedicados…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: