Un peligroso retraso

Aunque a estas alturas todo el mundo -empezando por las compañías- debería saberlo, por si queda algún despistado ahí va una primicia: éste es un sector de impacientes. Nos quejamos de que las cámaras duran poco pero pataleamos mucho más fuerte si las novedades no llegan.

Así que los retrasos son por aquí casi tan peligrosos como esos de los que hablan en los consultorios de la SuperPop y la Cosmopolitan. Puede que al final no sea nada, pero el susto ya no te lo quita nadie.

Así que no es de extrañar que el nuevo calendario anunciado por Canon para su EOS-1D X no haya hecho demasiada gracia. Empezando seguramente por los portavoces de Canon y del CPS -el servicio profesional de la firma- que, a fin de cuentas, son los que tienen que dar la cara y mantener el tipo delante de las quejas de los usuarios.

En realidad son sólo un par de meses, es cierto. De mediados de abril a mediados de junio, tampoco es para tanto y pasa en las mejores familias, argumentarán los optimistas. Puede ser, pero anunciar una cámara en octubre y que acabe llegando al mercado en verano del año siguiente no parece un lujo que ahora mismo Canon se pueda permitir.

Y es que el problema de la EOS-1D X tiene un nombre: la Nikon D4. No se trata de que una sea mejor que la otra -dejémonos de tonterías, en realidad serán idénticas en el 95% de los aspectos- sino de estrategia comercial y agenda. Nikon no sólo ha colocado antes la D4 en los escaparates, sino que además es algo más barata (5.800 frente a 6.250 según precios oficiales).

Pero lo más grave del asunto es que la D4 llega con un historial limpio y poco que demostrar, mientras que a la EOS-1 D X le toca limpiar el expediente de sus predecesoras. Seguramente lo conseguirá y estaremos ante una gran cámara, pero jugar con la paciencia de los profesionales es ahora una estrategia demasiado peligrosa.

Actualización con un par de dudas más para echar leña al fuego: ¿estará afectandoel lanzamiento la nueva gama EOS C orientada al cine a la producción de las cámaras fotográficas? Y -como apuntan en los comentarios,- ¿qué pasa con los Juegos Olímpicos de este verano? ¿Llegará la EOS-1D X a tiempo o en realidad las grandes agencias ya las tienen y es la comercialización individual lo que va a retrasarse?

3 respuestas a Un peligroso retraso

  1. ElTroll dice:

    Por no mencionar lo de las olimpiadas….

  2. Iker dice:

    Pues también es verdad. Con tu permiso he añadido esa cuestión al texto, para echar un poco más de leña al fuego y eso.

  3. Ninete dice:

    Los de Canon se están pensando qué producto publicitar en los estadios en las siguiente olimpiadas y qué tipo de cámaras “prestar” a los profesionales reporteros del multi-evento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: