Cómo elegir una cámara de fotos y no morir en el intento

Las leyes del Mercado (con mayúsculas) aseguran que cuanto mayor es la oferta, mejor para el cliente. Una ecuación en la que –entre otras cosas- a alguien se le olvidó añadir que la cantidad de oferta es directamente proporcional al quebradero de cabeza del comprador en cuestión.

Con centenares de cámaras de fotos en el mercado, decenas de segmentos que pretenden poner orden y acaban creando más confusión y parecidos más que razonables entre buena parte de ellas, ¿es posible elegir una cámara digital sin morir en el intento, perder amistades por el camino o volvernos locos? Posiblemente no, pero al menos podemos intentarlo. Y cuanto antes mejor, ahora que ya sabemos que la subida del IVA acecha en el horizonte…

(el resto del artículo en Gadwoman)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: