Sin espejo (y sin manos, sin pies, sin dientes…)

9 agosto 2012
Artículo de opinión publicado originalmente en QUESABESDE.COM

“Mira, mamá: sin manos.” Algo así decía el chiste aquel del crío que aprendía a andar en bici y acababa sin dientes por pasarse de listo. Algo así ha ocurrido en éste, nuestro querido sector fotográfico. Han hecho falta casi cuatro años, pero finalmente todas y cada una de las principales firmas del mercado pueden entonar con orgullo un “mira, mamá: sin espejo”.

Las Micro Cuatro Tercios fueron las primeras allá por el verano de 2008. Entonces quitar el espejo de una cámara de óptica intercambiable sonaba a locura. O a capricho japonés. O a soberana tontería, por mucho que tampoco éste fuera un invento relacionado directamente con esto de los píxeles. Porque, aunque se nos suele olvidar, cámaras compactas de objetivo intercambiable (Leica M, Contax G, Nikon S…) existían hace ya muchos años.

Hace unos días Canon decidió sumarse también a la fiesta y completar el círculo. Ya estamos todos. Con el permiso de Leica, que parece que tiene algo casi listo en la recámara, y Sigma, que dijo que ellos también querían aunque desde entonces nunca más se supo.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios