Portadas de La Razón, the very best of

14 mayo 2012

Si hay una cosa que los medios de este país saben hacer bien -además de despedir periodistas, claro- es crear grandes portadas. El penúltimo caso de La Razón y el montaje a partir de una foto de Emilio Morenatti es sólo un ejemplo más de ese denostado arte que los directores de diarios patrios dominan como nadie.

Aunque el nivel es muy alto y El Mundo y La Gaceta son firmes candidatos a alzarse con el primer puesto por portadas como esas dos de ahí arriba -posiblemente de las mejores que hemos visto en muchos años- por veteranía y constancia es sin duda el diario La Razón quien mejor maneja la paleta de Photoshop.

Portadas de risa, incendiarias, emotivas que buscan la lagrimillas de los bueños españoles… hay para todos los gustos pero con la elegancia y la sutileza como elementos comunes e indispensables.

Recoger las mejores creaciones sería como pretender hacer un recopilatorio con lo mejor de Carlos Baute: sencillamente imposible porque absolutamente todo es bueno. Pese a ello, hemos tirado de hemeroteca y nos hemos encontrado con auténticas joyas.

En ocasciones la cosa es bastante inocente. Un simple ejercicio de Photoshop para ensalzar al líder. O a los líderes con uno de esos montajes que pretenden ser simpático pero acaba dando un poco de mal rollo.

Lee el resto de esta entrada »


Sospechosos habituales

21 diciembre 2011
Artículo de opinión publicado originalmente en QUESABESDE.COM

Ser testigo de la deliberación de un jurado compuesto por fotógrafos de renombre y -sobre todo- mucho criterio es uno de esos privilegios de los que a veces uno disfruta por el hecho de trabajar en este sector. Porque echarle el guante el primero a la Sony NEX-7 de turno o a la Nikon D800cuando por fin llegue está muy bien, pero esto es un auténtico lujo.

La idea era elegir 16 fotos ganadoras de entre las casi 3.000 presentadas al concurso “10 años con Quesabesde”. La cosa no pintaba fácil: de todas esas imágenes, más de 300 eran de aquellas que casi cualquiera que le guste llevar una cámara encima estaría encantado de firmar algún día.

Ocho fotógrafos de especialidades y trayectorias muy diversas ejercían de jurado y tenían ante sí esa complejísima criba entre las instantáneas buenas, las muy buenas y las mejores. Parecía imposible, pero tras casi cuatro horas aquello iba cogiendo forma y el número de finalistas quedaba reducido a unas pocas decenas. Pasadas las siete de la tarde -llevaban reunidos desde las dos del mediodía- ya estaba la lista con las 16 fotografías ganadoras.

Lee el resto de esta entrada »


Que la verdad no te estropee una buena foto

21 septiembre 2011
Artículo de opinión publicado originalmente en QUESABESDE.COM

Además de a jugar al mus, aquello de “no permitas que la verdad te estropee una buena historia” es una de las primeras máximas que se aprenden en la facultad de Periodismo. Sí, ya saben, ese sitio al que iba la gente que quería ganarse la vida en este oficio antes de que los periodistas 2.0 se autogenerasen por ósmosis.

Esa bonita frase -que quien más quien menos la ha utilizado alguna vez- resume perfectamente la esencia de lo que no se debe hacer. Pero, visto el panorama, está claro que mucha gente faltó a la clase en la que explicaban esa lección y creyó que había que aplicarla al pie de la letra.

Si tienes la noticia y, mejor aún, la foto para ilustrarla, que coincida o no fielmente con la historia que hay detrás es un detalle menor. En el Caribe se suele decir que el tiempo es muy moldeable y elástico. Por aquí, para muchos periódicos y medios de comunicación ocurre tres cuartos de lo mismo con la verdad.

En todas partes cuecen habas, que suele decirse, pero hay que reconocer que Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, es un auténtico experto en esto de la elasticidad de la historia. Más allá de que nos guste o no el posicionamiento ideológico de su medio, su capacidad para convertirse él en noticia es indiscutible.

Sin ir más lejos, la semana pasada se lió una buena a raíz de una fotografía publicada por este diario. El Mundo ilustró una noticia sobre una manifestación de la izquierda “abertzale” en Bilbao con una imagen en la que, junto a algunos conocidos dirigentes de estas formaciones, se podía leer una pancarta con las letras “eta”.

La gracia -suponiendo que la tenga- es que aquello era sólo un recorte del lema en euskera de la manifestación: “Inposaketarik ez, nazioa gara” (“No a las imposiciones, somos una nación”). El “eta” era parte de una de las palabras de aquella pancarta.

Lee el resto de esta entrada »


Presuntos retocadores

10 mayo 2010

¿Cuántas veces se han acercado a una foto con la ceja levantada esperando encontrar un píxel fuera de lugar, una luz que no se corresponde, un detalle clonado… en fin, algo que confirme sus sospechas de que al fotógrafo se le ha ido la mano con Photoshop?

Sí, ya, un fotón… pero me gustaría ver el RAW a ver si es tan bueno. Ese es el nuevo grito de guerra.

Lo comentábamos hace poco: la epidemia de noticias sobre imágenes manipuladas y prestigiosos concursos que acaban descalificando alguna foto ha conseguido que cunda la histeria.

La presunción de inocencia es cosa del pasado. Ahora cualquier fotografía tiene truco a no ser que se demuestre lo contrario.

Precisamente estos últimos días se han dado dos casos muy claros de esta especie de paranoia que se ha instalado en el mundillo fotográfico y que convierte a cualquier fotógrafo en una especie de potencial delincuente del Photoshop.

¿Es posible poner exactamente el mismo gesto en tres fotos con uniforme diferente? Eso es lo que se preguntaba todo el mundo al ver la nueva galería de fotos oficiales del príncipe. Pues parece que en este caso las sospechas de que todo era fruto de una buena dosis de tampón de clonar son infundadas.

¿Acaso pensábais -abyectos repúblicanos- que el heredero de la corona no es capaz de posar en condiciones las fotos que haga falta?

La segunda de las batallitas relacionadas con esta neurosis photosopera ha tenido lugar tras la elección de la foto ganadora del concurso “tiempo de deporte” en QUESABESDE.COM.

Aunque es inevitable que la imagen de turno -da igual el concurso y el jurado- no guste a todo el mundo, en este caso se ha desatado una estéril polémica sobre si la foto era “real” o se trataba de una oscura conspiración de un fotógrafo que pinta sombras y soles donde no los hay.

Oiga, que la foto no está manipulada. Si, ya, seguro. Demuéstramelo.


La fotografía ha muerto

19 abril 2010

Nadie mejor que el autor de la conocida historia de Ivan Stochnikov -un astronauta ruso inventado por el fotógrafo Joan Fontcuberta como parte de un proyectos artístico pero que ha acabado convertido en una noticia cierta en diversos medios- para saludar la muerte de la fotografía como reflejo de la realidad.

Así lo decía hace unos días en una breve pero interesante entrevista publicada en El Periódico:

“La fotografía nació en el siglo XIX como un medio que debía traducir visualmente la verdad. Pero la tecnología y la función de la imagen han cambiado tanto que quizá deberíamos saludar la desaparición del medio que aún llamamos, por inercia, fotografía. ¡El rey ha muerto, viva el rey! Borrón y cuenta nueva”.

Resulta dificl llevar la contraria a este acta de defunción. La proliferación de casos de fotos manipuladas en prensa o en concursos de gran prestigio así como la popularización de las herramientas de retoque ha conseguido que se esfume la capa de incuestionable veracidad que durante decenas de años ha envuelto a las imágenes. Ahora, sencillamente, ya no nos creemos nada.

El problema es que esa objetividad nunca fue tal. Igual que ponerse delante de un teclado, apretar el obturador de la cámara es una acto totalmente subjetivo, repleto de decisiones. Encuadrar es recortar una parte de la realidad para contar una historia con ella, obviando el resto o convirtiéndola en una elemento secundario.

Entiendo que después de leer ciertos diarios, asistir al desfile de chorradas de ciertos bloggeros reconvertidos en autoproclamados periodistas, o darse una buena ración de Intereconomía y TeleMadrid den ganas de coger el kalashn… una pala para enterrar el periodismo, en todas sus vertientes.

Claro que en lugar de liarnos a esculpir lápidas, lo mejor será dejar definitivamente a un lado esa pátina de verdad absoluta y seguir haciendo de la fotografía una herramienta para contar historias. Lo dice el propio Fontcuberta en esa misma entrevista. “La fotografía es el termómetro de una sociedad, nos permite conocer cómo somos, cómo éramos y cómo seremos”. Asi que nada de lutos.


Aplicaciones realmente útiles para Photoshop CS5

5 abril 2010

Photoshop CS5 todavía no ha sido presentado oficialmente -el próximo día 12 se supone que se publicará la primera beta- pero algunos ya le están buscando utilidades a la nueva y milagrosa herramienta Content Aware Fill.

Clonar, eliminar partes de la foto, añadir sujetos… tonterías. Lo interesante sería poder usar esta función para completar un complejo problema matemático, ordenar la habitación o preparar la cena. Así que vayan tomando nota para Photoshop CS6. La versión 5, la verdad, ya se nos ha quedado pequeña.

Y como bien destacan desde Petapixel -que por lo que leo se está convirtiendo en una fuente inagotable de curiosidades para los siempre atareados bloggers profesionales- lo mejor de todo al final del vídeo: “Adobe Photoshop demostrando una vez más que todo lo que ves es posiblemente mentira”.

A este paso seguro que no andamos muy lejos de dejar a un lado la presunción de inocencia fotográfica y darle la vuelta a la cuestión: bonita foto, pero demuéstrame que no está manipulada.


Concurso + foto ganadora + sospechas de manipulación = una nueva polémica

29 marzo 2010

© Francesco Cocco

Todo parece indicar que dentro de no mucho será una excepción el concurso de fotografía que no se vea salpicado de uno u otro modo por el tema de la edición o manipulación de las imágenes. Ahora es el turno del Premio Luis Valtueña, organizado por Médicos sin Fronteras y que recientemente concedía el primer premio a un trabajo sobre Afganistas del fotógrafo Francesco Cocco.

La foto galardonada ha despertado alguna que otra duda. Concretamente la posibilidad de que las dos personas de la parte derecha hayan sido duplicadas con Photoshop, puesto que la coincidencia en las sombras y los pliegues del burka podría ser delatora.

Xavier Gil nos descubría el caso hace unos días en la página de Facebook de QUESABESDE.COM y Paco Elvira ha explicado en su blog el caso con todos los detalles. Su opinión y la de otros fotógrafos y editores  consultados coincide con la de Gil que, según comenta, ya se ha puesto en contacto con los organizadores del concurso.

En este caso no se trataría ya de un RAW con exceso de retoque, o un detalle superficil eliminado, sino una persona añadida -clonada, mejor dicho- en la instantánea.

Y teniendo en cuenta que una de las principales novedades prometidas por Photoshop CS5 es, precisamente, una herramienta (Content Aware Fill) especializada en añadir, clonar y borrar elementos de una imagen, la diversión está asegurada para una buena temporada.

Por ahora, queda abierta la veda para las teorías sobre la foto de Cocco. Preparen sus lupas.

Actualización (15 abril 2010): Médicos del Mundo ha decidido finalmente retirar el galardón a Francesco Cocco alegando inclunplimiento de las normas del concurso, concretamente la referida al tratamiento de las fotografías. Así el primer premio ha sido declarado desierto.