La familia Obama según Leibovitz, ¿chapuza o genialidad?

26 octubre 2009
© Annie Leibovitz

© Annie Leibovitz

Seguro que durante este pasado fin de semana han tenido la oportunidad de ver esta instantánea una decena de veces. En el periódico, en los informativos de la televisión y, por supuesto, en cualquier blog de la galaxia que hable de fotografía.

Pero lo mejor llega ahora, cuando toca decantarse por uno de los dos bandos que a estas horas ya parecen irremediablemente enfrentados respecto a la foto de la familia Obama realizada por Annie Leibovitz.

¡Una ocasión perfecta para inaugurar el departamento de encuestas e improvisados estudios de mercado de esta casa.

– La pobre Annie no está pasando por su mejor momento y la foto deja mucho que desear. Falla la composición, la óptica elegida, el excesivo protagonismo del fondo, los dedos cortados del amigo Barack. En resumen, una auténtica chapuza que si hubiera firmado cualquier otro ya estaría engordando ahora mismo la cola del INEM.

– Pobres ignorantes. Annie es tan buena que ha jugado con todos esos elementos para dar a la imagen un aire de improvisación y familiaridad, en contraposición con el retrato presidencial que en su día le hizo a Bush y sus secuaces. Todo está perfectamente estudiado para que, precisamente, parezca espontáneo.

¡A votar! (suponiendo que esto funcione, claro)

Anuncios

¿Publicarla o no publicarla?

30 septiembre 2009

zapatero

No sean modestos. Aquí todos tenemos una opinión sobre la dichosa foto de las hijas de Zapatero. No hace falta ser tertuliano, director de un medio de comunicación o guru de pacotilla para posicionarse en uno u otro bando. El país dividido, las dos Españas, hermanos contra hermanos… ¿Se debía o no publicar la instantánea en la que aparece la familia Zapatero al completo posando con Obama y señora?

El encarnizado debate que ha movilizado a todo el país durante los último días, como era de esperar, ha tardado doce segundos en dejar en la cuneta los argumentos periodísticos para lanzarse a deguello al tema político y, por el mismo precio, con su moralina y todo. ¿Acaso creen que se hubiera liado todo este barullo si las susodichas hijas hubieran aparecido con una indumentaria más angelical?

Pero no desviemos el tema a cuestiones estéticas. ¿Hizo lo correcto El Mundo y otros dando la foto publicada por la Casa Blanca o lo adecuado fue la actitud de la mayoría de periódicos y agencias del país que la guardaron en el archivo y se limitaron a descojonarse en privado?

Replanteemos la pregunta: ¿se pueden publicar fotos de menores de edad sin el rostro difuminado?, ¿pixelado o no aportaba algo la imagen desde un punto de vista informativo? No, ¿verdad?. En ese caso la respuesta está clara.

No se trata de que haya -como dicen que hay- un pacto tácito entre la Moncloa y los medios para que las pequeñas Zapatero no aparezcan en la prensa. El tema es más sencillo: no son noticia y usarlas para atacar a su padre no puede tener ninguna justificación periodística. ¡Como si no hubiera argumentos mucho mejores para lanzarse a su yugular a diario!

Y hablar de censura como lo hacía el otro día El Mundo en referencia a la decisión de EFE de no publicar la foto es sencillamente absurdo. Censura -amiguitos- es lo que se hace en este país con la inmensa mayoría de fotos y noticias relacionadas con la familia real. O autocensura, mejor dicho.

Lee el resto de esta entrada »


Obama y su traición a los blogs

16 marzo 2009

Que Obama se ha convertido en un icono que vende no es ningún misterio. Que su presencia en los medios de comunicación es apabullante tampoco. Bastaba con darse una vuelta por los kioskos de los aeropuertos del otro lado del Atlántico -ejercicio que hace unos días pudimos realizar durante horas, de vuelta de la PMA- para descubrir que las portadas de muchísimas revistas son una especie de album de retratos de este nuevo Mesias mundial, llamado a salvarnos de la crisis económica pero no de quienes la han provocado, deduzco.

obama

Da igual si la revista en cuestión es un semanario político o económico, una publicación dedicada a los deportes, a los viajes o una de esas para machotes o para tipos sensibles. Por no hablar de ese curioso segmento -visto desde aquí- específicamente pensado para el público de raza negra.

Tal vez obnuvilado por tanto gasto de celulosa y papel con su presidencial efigie, el otro día el bueno de Obama provocaba poco menos que un cataclismo en los templos del mundo 2.0.

“No perdemos mucho tiempo leyendo blogs” se atrevió a decir el muy inconsciente después de que llevemos meses soportando la lata de la importancia de las nuevas tencologías en la campaña presidencial, su apuesta por modernizar la comunicación de la Casa Blanca y, como no, el insoportable rollo de su puñetera BlackBerry.

Lee el resto de esta entrada »