Los jueves… foto

7 abril 2011

Marchando otro intento de foto en clave alta. Con la Pentax K-5 en la Estación de Francia de Barcelona, más concretamente. Uno, que tiene debilidad por las estaciones de tren.

Hablando de esta recomendable réflex de Pentax, no deja de sorprender lo poco que dura la fama y los titulares en este sector. Hace nada cualquier cosa relacionada con esta cámara y su sensor era noticia a diario. Hoy parece ya -injustamente- un modelo veterano.

En todo caso y centrándose en su excelente sensor de 16 megapíxeles hay que reconocer que Nikon ha estado muy ágil a la hora de aplicar esa vieja medicina del “quien golpea primeo, golpea dos veces”.

Su nueva D5100 basada en ese mismo sensor será un éxito asegurado. ¿Cuanto tardarán Pentax y Sony en ofrecerlo en modelos más sencillos y asequibles? No deberían esperar demasiado.

PD: Efectivamente este blog necesita un mejor fotógrafo para cada jueves y un disñeo un poco más decente que, entre otras cosas, permita mostrar fotografías más allá del tamaño sello de ésta. Tomo nota.


El culebrón de los sensores

1 febrero 2011
Artículo de opinión publicado originalmente en QUESABESDE.COM

A poco que nos asomemos a la vida real desde nuestro particular universo paralelo descubriremos que a la inmensa mayoría de los dueños de una cámara de fotos digital les da absolutamente igual lo que haya allí dentro. ¿Una réflex con su espejito de la toda la vida? Pues muy bien. No, que ahora le hemos quitado el espejo. Estupendo. Como si han instalado un sistema de poleas con energía solar. El caso es que haga fotos. Son así de raros, la verdad.

Por eso no dejan de ser graciosas las polémicas que se generan -o generamos desde los medios- en torno a la autoría de los sensores digitales que utilizan algunos modelos. Porque, por si no lo sabían -redoble dramático-, es muy posible que algunos de los componentes de su cámara hayan salido de las fábricas de la competencia.

Con Canon parece que no hay problema, porque estos chicos son autosuficientes en el terreno SLR. Pero la cosa se pone más divertida con Pentax y, sobre todo, con Nikon. Tanto es así que parece haberse convertido en una cuestión de Estado descubrir si el captor de la D7000 y demás familia lo ha fabricado la propia Nikon, si ha sido comprado a Sony o si estaba de oferta en el supermercado de la esquina.

Lee el resto de esta entrada »


Los jueves… al sol

27 enero 2011

Trasteando con la Pentax K-5 un soleado día de invierno cerca de las playas de Barcelona y probando -sin demasiado fortuna- eso de las fotos en clave alta.

Le tengo que decir a Martín que me explique cómo demonios lo hace él porque está claro que no se le pueden pedir peras a Lightroom. O algo así.


Los jueves… foto

13 enero 2011

¿Pero la ría de Bilbao no era de color marrón? Sí, pero eso era antes del Guggenheim y de que nos volviéramos una ciudad cosmopolita. Ahora tenemos “modernos” que parecen sacados de un catálogo de Barcelona, gente bien que antes sólo paseaba por La Concha y un Nervión que ya casi ni huele raro.

Claro que igual en esta foto -sacada con la Pentax K-5 que llevamos ya unos días probando y que se vino de paseo por el norte estas pasadas navidades- se me ha ido un poco la mano con el verde.

Será en plan alegórico, por la esperanza que se respira por allí estos días. Uno que es optimista.


El sensor de la semana: Pentax K-5

6 noviembre 2010

© DxOMark

Interesante el revuelo que se ha montado -revuelo entre los frikis amantes de los sensores digitales y los graficos, se entiende- con el CMOS de la Pentax K-5. En DxOMark lo han probado y los resultados son para quitarse el sombrero.

Sin perder de vista que estos chicos no salen del laboratorio y analizan única y exclusivamente el rendimiento de la cámara basándose en los archivos RAW que genera, lo cierto es que el repaso que da la susodicha Pentax K-5 a la mayoría de réflex del mercado -incluidas algunas vacas sagradas- es considerable.

Además, resulta curioso compararla con la Sony A55, que también monta un CMOS de 16 millones de píxeles. En teoría, la Pentax utiliza un sensor fabricado por Sony y de idéntico tamaño y resolución que el de esta Alpha. Sería lógico pensar, por tanto, que son primos muy cercanos.

Sin embargo los resultados parecen desmentir esta idea. O eso o en Sony son tan honrados que han decidido quedarse con el captor menos bueno y vender a la competencia el que mejor les ha salido.

Hablando de la competencia… ¿no utiliza la Nikon D7000 este mismo sensor? ¿Mejorará o igualará los resultados?

Mientras seguimos esperando esta SLR nikonista, vamos afilando los colmillos ante la que promete ser una de las comparativas del año.