“Apenas un 11%” o “ya casi un 11%”

En este sector somos muy dados a crear nuestras propias burbujas y vivir aislados en ellas. Así, estamos convencidos de que a todo el mundo le interesa el rollo del ISO, de que el vecino del cuarto se conoce las especificaciones de la X100, y de que cualquiera conoce la diferencia entre una SLR, un CSC y una Minipimer.

Es comprensible que ocurra, por eso de vez en cuando está bien poner los píes en la tierra con algunos datos en la mano. Ya sabemos todos que los gráficos son la ciencia más inexacta del universo y que en realidad se inventaron para que los departamentos de marketing puedan confirmar sus logros con dibujitos más agradables a la vista. Pero aun así a veces resultan muy ilustrativos.

Llevamos dos años hablando sin parar de las cámaras sin espejo. Que si EVIL, que si mirrorless, que si compactas de sistema CSC… Muchos dicen que el futuro va por aquí, otros ponen cara más escéptica, pero el caso es que en este tiempo han ocupado un porcentaje relativamente alto de titulares del sector.

En parte es lógico puesto que se trata de una especie de punto de inflexión en el mercado. No se trata sólo de modelos de cámaras, sino de sistemas totalmente nuevos, con sus respectivas bayonetas y ópticas. Además, hay que reconocer que las marcas implicadas (Panasonic, Olympus, Sony y Samsung) han sido -en diferente medida, claro- bastante activas durante este tiempo.

Pero, ¿cómo se traduce esto en números? El gráfico de ahí arriba -mostrado por Panasonic durante la presentación de la nueva GF3- lo deja muy claro: de todas las cámaras de óptica intercambiable que se venden ahora mismo en Europa, el 10,9% pertenecen a esta nueva categoría.

Así que la pregunta es si tenemos que hablar de “ya casi un 11%” o de “por ahora apenas un 11%”. Evidenemente las compañías implicadas lo tienen muy claro y optan por la primera versión. Entre otras cosas porque como puede apreciarse en el citado gráfico el nivel de crecimiento en los últimos 12 meses ha sido considerable y todo parece indicar que ésta será la tendencia en adelante.

También podría apuntarse a su favor que Pentax y Nikon no tardarán en probar suerte en este terreno, aunque ambas -sobre todo Nikon, puesto que Pentax podría darle a los dos palos- con una propuesta que más parece ser competencia de las cámaras compactas que de las SLR.

Tampoco hay que olvidar que de las firmas implicadas en esta aventura, Sony sigue apostando por sus propias réflex SLT de forma paralela a las NEX sin espejo. Con lo que, al final, son Panasonic, Samsung y Olympus lás únicas que se están jugando todo a una sola baza.

¿Es por tanto el fin de las réflex y el avance de las CSC tan evidente como se escucha a diario? Las verdad es que quienes preferimos el periodismo a la futurología somos más datos a hacer preguntas que a lanzar pronósticos así que tras ver este gráfico a mi sólo se me ocurre otra, ¿de verdad Canon tiene tanta urgencia por lanzar su propuesta CSC como a veces nos empeñamos en decir o ese 11% todavía tiene que crecer mucho más?

Anuncios

One Response to “Apenas un 11%” o “ya casi un 11%”

  1. Masivi dice:

    Pues yo creo que es el futuro, a pesar de haber cambiado recientemente una GH1 por una D7000, tengo que reconocer que creo que ese es el futuro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: