Sony y los espejos semitransparentes

Es una propuesta que lleva rondando ya varios años por el sector: en lugar de sustituir el espejo de las cámaras SLR usar uno fijo y semitransparente que combine lo mejor de las réflex convencionales con las ventajas que ofrecen los sistemas sin espejo en cuanto a grabación de vídeo y disparo en ráfaga.

Esquema de una pantente de Sony en la que puede apreciarse la estructura de estas futuribles SLR con un espejo semitransparente.

Según cuentan en SonyAlphaRumors, los planes de Sony van por este camino y ya prepara dos modelos para Photokina basados en dicha tecnología: las futuribles Sony A33 y Sony A55.

Rumores al margen, lo cierto es que la idea -bastante antigua ya, por cierto- resultaría muy interesante aplicada a las cámaras actuales. Los espejos “Pellicle” o “Pellix” dividen el haz de luz que llega a la cámara a través del objetivo en dos partes.

Una de ellas atraviesa el espejo semitransparente y alcanza el sensor de imagen y la otra se desvía hacía el sistema de enfoque tradicional de las SLR -Phase Detection, más rápido que el enfoque por contraste de las cámaras compactas y sin espejo- y también permitiría disponer de un visor óptico. Hay cierta pérdida de luz pero por lo visto es de sólo 1/3 de diafragma.

Las ventajas son evidentes: grabación de vídeo con un sistema de enfoque realmente bueno, un espejo fijo que permitiría un disparo más silencioso y a velocidades menores sin riesgo de que las imágenes salgan movidas, y ráfagas no limitadas por la pura mecánica del espejo.

Espejo Pellicle en una Nikon F3H. © Images Collection, 2003

Lo curioso del asunto es que no se trata de un invento nuevo. Hace ya unas cuantas décadas Nikon y Canon eran conscientes de que colocar un espejo móvil entre la óptica y la película limitaba la velocidad máxima a la que podía trabajar una cámara réflex y, además, conlleva la pérdida de imagen en el visor con cada golpe del espejo o si se opta por dejarlo levantado.

De ahí surge la idea de crear versiones de alta velocidad basadas en una espejo fijo y semitransparentes. Se trata de modelos bastante limitados y orientados sobre todo a fotografía deportiva y capaces de alcanzar -ayudados por un potente motor de arrastre y por respaldos especiales para rollos de película más marga- velocidades de vértigo ya en aquellos años.

Hay que remontarse a 1965 para dar con la Canon Pellix QL, la primera cámara comercializada de este tipo. Después llegarían las Canon F1 High Speed Motor Drive Camera (¡9 fps en 1972!) y varias Nikon F High Speed basadas en esta misma idea. Algo más conocidas son las Canon EOS RT y EOS 1N RS,  y la Nikon F3H o F3 High Speed, la más rápida en la historia de la firma con nada menos que 13,5 disparos por segundos.

¿Quién dijo que estaba todo inventado? O, mejor dicho, ¿quién dijo que no se podía reutilizar lo ya inventado?

Anuncios

One Response to Sony y los espejos semitransparentes

  1. […] sido uno de los protagonistas estivales al poner en práctica aquellos planes de una cámara con un espejo semitransparente de los que ya hablamos hace […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: